¿Hace falta ser muy inteligente para estudiar física?

Sheldon Cooper

“Hola. Soy tus prejuicios sobre lo que es un estudiante de física.”

Llega julio y la gente decide qué carrera estudiar. Entre las decenas de posibles opciones, la carrera que la serie “The Big Bang Theory” ha puesto de moda en los últimos años es física. Una carrera a la que típicamente se asocia con personajes como Albert Einstein, Stephen Hawking o los dos iconos del síndrome de Asperger: Isaac Newton y el personaje Sheldon Cooper.

Cuando alguien dice que ha estudiado física se le dice: “Caray, debes de ser muy inteligente, ¿no?”
Cuando alguien dice que está estudiando física se le dice: “Puff, ¿y te gusta? ¿Para eso no hay que ser muy inteligente?”
Cuando alguien dice que quiere estudiar física se le dice: “¿Estás seguro de dónde te metes? ¿No ves que eso si no eres muy inteligente no lo sacas, que no se entiende?”

En la versión graciosa de las preguntas, se cambia ser muy inteligente por estar muy loco.

Este ha sido, es y seguramente seguirá siendo el panorama durante mucho tiempo. No obstante, aunque típicamente siempre hay algo cierto que da lugar a los mitos, es falso que tengas que poder equipararte a cualquiera de los cuatro mencionados para poder sacarte la carrera.

Hace tiempo que quería escribir sobre esto, y me he lanzado a ello debido a que veo que durante los últimos días mucha gente está visitando el blog poniendo en Google “estudiar física”. “¡Vaya cosa!”, diréis, “¡es el título del blog!”. Bueno, lo cierto es que normalmente la gente no acaba aquí poniendo esas palabras sino buscando cosas concretas sobre las que quiere informarse. En todo caso, parece el momento óptimo para escribir sobre una cuestión que preocupa a muchos de los que se meten en la carrera y a sus padres.

¿Y con qué autoridad voy a hablar de este tema? Obviamente como psicólogo no, porque no lo soy, pero sin embargo sí que conozco con relativa cercanía el mundillo del estudio de la inteligencia porque formo parte de una asociación de personas con altas capacidades: Mensa España. Pero vayamos por pasos.

¿Por qué habría de hacer falta ser más inteligente para sacarse física que cualquier otra carrera?

En una ocasión, en un aula de la facultad de física de la USC, un profesor nos dijo que para él estaba claro que los estudiantes de su clase tenían que ser más inteligentes en promedio que los de otras carreras. En primer lugar, porque habían acabado el colegio y “obviamente” quienes acaban el colegio son más inteligentes que los que no. En segundo lugar, porque habían acabado el instituto. En tercer lugar, porque habían pasado la selectividad. En cuarto lugar, porque habían decidido estudiar física. Y por último, en quinto lugar, porque habían llegado hasta su curso dentro de dicha carrera.

En un sentido estadístico, se puede decir que quienes acaban los estudios obligatorios son más inteligentes que los que no. No tanto porque si no los acabas no puedas serlo sino porque alguien que no lo sea tendrá más complicado acabarlos. Todos conocemos seguramente montones de excepciones, pero al menos en mi experiencia hay ciertos cursos a partir de los cuales las personas que siempre iban arrastrando problemas cognitivos empiezan a caer. En suma, si el promedio de inteligencia de la población es un CI de 100, podríamos decir que, por el hecho de que hay inteligencias por debajo de las cuales es muy inviable conseguir acabar el instituto, la inteligencia promedio de la gente que acaba el instituto seguramente sea algo mayor. No la de todos. Solo estadísticamente. Hay gente sin estudios que de tonta no tiene ni un pelo.

Siguiendo con la parte de elegir física, como poco tiene sentido decir que criba en inteligencia porque es una carrera que el clamor popular dice que impone. La gente inteligente, bastante en general, se caracteriza por hacerse preguntas trascendentales, ser curiosa y no tener miedo a enfrentarse a problemas que le supongan un reto intelectual. Y a priori hablamos de una carrera que puede explotar todas esas cualidades. En particular la última.

Teniendo en cuenta estas consideraciones, el profesor estimó en directo que, si bien se considera que en una población normal el 2% tienen altas capacidades (según la definición de CI), en su aula deberían tenerlas el 20% de los alumnos. Para decir esto no hizo ninguna cuenta, sino que fue una estimación a ojo.

Recordaré siempre esa escena porque en el aula estábamos 15 alumnos y al menos 3 habíamos pasado, en efecto, un test psicológico de altas capacidades. Y justamente 3 es el 20% de 15. Pero es que si además sumase los que sospechaba y sospecho que también podrían pasar dicho test seguramente el porcentaje aumentaría.

Así pues, tenemos que en la población general solo un 2% de las personas serían consideradas muy inteligentes, y en un aula cualquiera en una facultad de física donde solo nos junta el interés por dicha rama de la ciencia multiplicamos al menos por 10 dicho porcentaje. Obviamente un dato no es significativo, pero llama la atención.

CIs

Una estimación de CIs promedio de estudiantes de doctorado según disciplina.

¿Y hay alguna evidencia más seria a considerar? Sí, y no me tengo que limitar solo a hablar de que he observado el mismo ratio con otros grupos de físicos, sumando las personas con altas capacidades certificadas y las que estimo a “ojímetro” (es decir, por comparación de conducta con el grueso de centenas de personas superdotadas que conozco).

Hace tiempo encontré una noticia curiosa en la que se había estimado de forma poco protocolaria el CI promedio de los estudiantes de doctorado de diversas carreras, obteniendo como resultado que el estudiante promedio de doctorado en física era superdotado (CI>130 en escala Wechsler). Adjunto enlace aquí. Y de regalo este otro con gráfica que acabo de encontrar lleva a la misma conclusión.

Así pues, parece bastante claro que en física, en promedio, se aglomera mucha gente muy inteligente. Pero nada nos dice esto sobre la pregunta que abre esta entrada: ¿hace falta ser muy inteligente para sacarse la carrera?

La inteligencia sin control no sirve de nada. La disciplina hace más que la inteligencia.

¿Se caracterizan los alumnos con altas capacidades por ser los que mejores notas sacan en el instituto y en la facultad? Aunque el mito diga lo contrario: NO. En absoluto. Ni siquiera que alguien tenga un expediente de 9,8 en el instituto es garantía de que sea superdotado. Doy fe de ello.

En la enseñanza académica, como muchos critican, prácticamente solo se mide la capacidad de trabajo y la de memorizar. No se mide la creatividad. No se mide el razonamiento abstracto. No se mide ninguna de las otras diversas particularidades y aptitudes que pueda tener una persona.

ViñetaTener una gran inteligencia facilita el proceso de memorizado, e incluso puede ayudar en un examen que no has preparado muy bien a desarrollar por tu cuenta la respuesta, pero si lo que se va a puntuar es que entregues 20.000 ejercicios a la semana y que en el examen pongas todo tal y como se ha hecho en clase… quien estudia y dedica 16 horas al día a los estudios (a veces literalmente, que conozco casos) puede suplir la ausencia de dicha inteligencia.

En lo personal, tengo bastante déficit de atención en el aula y soy incapaz de pasar más de 5 minutos seguidos tomando apuntes (con la excepción de unos pocos profesores que han conseguido captar mi atención a tiempo completo, que tienen nombres y apellidos y que puedo contar con los dedos de las dos manos a lo largo de toda mi vida de estudiante). Este hecho, junto a que tras aprobar todo el instituto sin rascar mucha bola ha hecho que mi disciplina no fuese todo lo buena que podía ser, ha propiciado que nunca haya sido ni de lejos el alumno aventajado en cuanto a notas de la clase. Quienes dedicaban sus horas al día y tenían una disciplina rígida, fuesen más o menos inteligentes, me pasaban con relativa facilidad.

De hecho, como tengo puesto por ahí, precisamente empecé este blog para ver si conseguía centrarme en tomar apuntes y llevar las cosas más o menos al día, pero fue un estrepitoso fracaso en ese sentido. Aunque fui a curso por año, me saqué el 40% de la carrera en convocatorias de septiembre por no organizarme para estudiar en junio o tener fallos en los exámenes debidos a estar papando moscas.

¿Quiero decir que tener altas capacidades y ser buen estudiante es incompatible? No. Solo que una cosa y la otra no van asociadas ni en un sentido ni en el otro. Ser inteligente no implica ser buen estudiante y ser buen estudiante no implica ser muy inteligente. Son cosas que pueden coincidir o no.

El profesor de la USC Jorge Mira, otro miembro de Mensa, comentó en su libro “La ciencia en el punto de mira” que si bien la gente más inteligente es más disciplinada y tiene más éxito, esta regla empieza a fallar a partir de las altas capacidades, donde el comportamiento es más errático y puede suceder cualquier cosa.

La disciplina es, en suma, lo verdaderamente relevante para un estudiante de éxito.

De hecho aprovecho para compartir aquí otro artículo que leí recientemente y que me encantó al respecto de que todo el mundo está capacitado para aprender matemáticas, y que quienes se creen incapaces es porque en su momento tuvieron problemas de base que nadie atendió y fueron arrastrando hasta que explotaron.. Está en inglés, lo siento. Pero si controláis el idioma, merece mucho la pena.

De hecho considero que en general casi cualquier persona puede aprender cualquier cosa si se le explica de la forma adecuada. Otra cosa es el tiempo que requiera para ello y que estén dispuestos a dedicarle quienes se lo puedan explicar. Por eso me parece importante que se haga mucha divulgación y que haya contenido libre en internet.

Desmitificando la inteligencia.

Pero lo más importante sobre toda esta cuestión es que en esencia la gente está muy equivocada sobre lo que significa tener altas capacidades. ¿Sabéis que según el criterio de CI>130 en España tiene que haber casi un millón de personas en esas circunstancias? No son pocas en absoluto. Cada vez que coges un bus o el metro, en promedio, irás acompañado de una persona con altas capacidades. Mucha de la gente que piensa que es muy lista, pero no superdotada, realmente tiene altas capacidades. Incluso los hay que ni siquiera se sienten listos porque se imaginan que de serlo tendrían que tener superpoderes o ser como Sheldon Cooper. “Yo no tengo Asperger y no soy un frikazo que está como una regadera. No puedo tener altas capacidades”. Falso. Os sorprenderíais de lo corriente que es tener un cerebro que funcione más rápido de lo normal. De hecho todo Twitter se sorprendió cuando Miki Nadal informó de que era su caso.

Cuando yo pasé el test mi reacción fue “Pues si yo tengo altas capacidades vaya decepción me llevo con la especie humana”. De hecho, varios psicólogos han declarado que lo normal cuando se le diagnostica a un adulto es que piense que está mal si no se lo espera. Hay tanto prejuicio sobre lo que es ser inteligente que la gente no piensa que lo sea. Se da el efecto Dunning-Kruger inverso.

¿A dónde quiero ir a parar? A que seguramente más de uno de los que estéis leyendo esto también tendréis altas capacidades y no tendréis ni idea de ello, ni lo habréis sospechado en vuestra vida hasta que tal vez ahora al leerme os pique algo la curiosidad.

Pero más importante aún es el hecho de que a lo largo de vuestra vida lo más probable es que hayáis dado con montones de personas con altas capacidades. De alguna tendréis algún recuerdo especial por algo que os dijo, las conversaciones que teníais con ella o cualquier cosa del estilo.

Y del mismo modo que para vosotros habrá sido imperceptible o no le habréis sabido dar nombre a qué hacía a esas personas algo diferentes en ciertos aspectos, lo mismo les pasó a Newton y a Einstein. De hecho el segundo, como es sabido, tuvo problemas académicos y no consiguió ser físico al acabar la carrera. Sus contribuciones que le dieron el salto a la fama las hizo por aburrimiento mientras trabajaba en una oficina de patentes porque a nadie le pareció una persona particularmente relevante.

Así que, si vas a estudiar física, no pienses en cuánto te pareces o te dejas de parecer a ciertos personajes. Si eres como ellos en ese rasgo llamado CI, que mide una característica tuya como puede ser la altura o el peso, seguramente ni te hayas dado cuenta, aunque pienses que no tenéis nada que ver. Si no lo eres, pero la carrera te interesa y tienes interés y disciplina, todo debería salir bien.

En lo referente a si te interesará el contenido de la carrera… Pues bueno, espero que este blog pueda aclarar dudas a tales efectos xD Sobre otros aspectos de ser estudiante de física hablé aquí.

En la vida las cosas se consiguen con actitud, aunque en su caso la genética y el dinero puedan ayudar.

Comments
12 Responses to “¿Hace falta ser muy inteligente para estudiar física?”
  1. Angel García dice:

    Saludos,

    Creo que cualquier rama de la Física es dura de pelar. desde la Mecánica de Newton hasta la Física Cuántica. No nos engañemos, aparte de disciplina e interés, si se tiene capacidad mental para entender conceptos abstractos y modelos teóricos fuertemente matematizados, mucho mejor.

    • Adrián dice:

      Mucho mejor sí. No lo he negado. Pero no es “necesario”, en el sentido de que sin ello no se vaya a buen puerto. Hay gente que se saca la carrera por memorización y estudio.

  2. Andrés dice:

    No soy físico, simplemente un aficionado a aprender algo todos los días. Adrián te doy la razón y valoro muy positivamente tu comentario y exposición. Las aptitudes son muy importantes pero por igual a las actitudes y a los deseos de lograr un objetivo. Aptitudes que pueden ser sustituidas por actitudes.

  3. Luisa dice:

    Mientras te leía y me recordabas a mi misma, me encontré soltando alguna lágrima hacia el final.
    Gracias ;)

  4. Alan dice:

    Simplemente depende de las ganas y constancia que uno tenga con lo que se proponga, decir que la complejidad de la carrera y que la inteligencia de uno supone que es un obstáculo, no es cierto, mientras estemos aquí y creemos que podemos, se logra.

  5. n dice:

    hola, ¿cuáles son esas conductas que activan tu “ojímetro”? curiosidad… :)

    • Adrián dice:

      Es muy complicado generalizar, pero buenos indicios (sin perjuicio de que fallen o de que quien no los cumpla también pase un test) son la capacidad de hablar de cualquier tema, tener puntos de vista originales, interesarse por muchas cosas diferentes, ser capaz de entender la postura contraria bien en una conversación… Es más el conjunto que la suma de las partes, realmente, pero esas serían algunas cosas a tener en cuenta.

  6. Victor dice:

    Examen de física de fluidos. Estudio 3 días por falta de tiempo y saco un 5 “pelao”, una de las notas más bajas mientras veo que compañeros sacan como mínimo un 7 (el examen no era nada dificil).

    Ese mismo año, diseñe un experimento para la ESA que estudiaba la evolución temporal de una inestabilidad en dos fluidos inmiscibles. Como premio, el experimento se realiza en un vuelo parabólico y puedo observar el comportamiento de dos fluidos en microgravedad, estando en el própio avión.

    No obstante, y a efectos prácticos, ese 5 me bajó el expediente, ese arma de doble filo que etiqueta a los alumnos como buenos o malos sin importar siquiera si son creativos o si tienen potencial.

    Mereció entonces perder el tiempo en ese experimento? ;)

  7. N dice:

    Muchas gracias por este post.

    Si me permites comentarte algo…
    Debido a una situación familiar y económica complicada marché a trabajar a Londres abandonando 2º de Bachillerato. Los últimos años académicos no fueron de lo mejor en cuanto a resultados y aunque un día tuve cierta vocación y facilidad con las asignaturas de ciencias, llegué a pensar que nunca podría poner en práctica mis habilidades en los estudios a causa de dichos problemas. Al final retomé bachillerato a distancia, para poder combinarlo con el trabajo y desde UK. He vuelto a España para terminarlo y mi idea siempre había sido estudiar Física. Claro que, después de todo ya lo veo arriesgado. El currículum de las asignaturas a distancia es el mismo que en el bachiller presencial (al menos en las asignaturas de ciencias y en mi centro docente) pero me pregunto si de esta forma conseguiré una preparación adecuada de cara a la Universidad. Había pensado en optar por Ciencias Medioambientales, ya que la rama que me interesa es la Geofísica y Meteorología. Siento el testamento. Tengo 20 años y pocos apoyos jeje.

    Gracias por tu tiempo de antemano.

    • Adrián dice:

      Hola,

      En mi experiencia dando clase a personas que se han sacado el bachillerato a distancia, el nivel que adquieren no tiene ninguna diferencia con clases presenciales. Eso sí, requiere mucho más disciplina porque el tiempo lo gestiona uno mismo.

      Por lo demás, 20 años no es tarde para retomar. Conozco varios casos de gente que cuando ha conseguido tener tiempo han retomado los estudios. El tema es querer hacerlo.

      Saludos!

  8. Janette dice:

    Hola Adrián :)
    Me encantó tu blog, y creo que eres la persona indicada con la que debo hablar. Soy de latinoamérica y actualmente curso mi último grado de bachillerato. A principio de año no tenía ni la menor idea acerca de lo que quería estudiar, pero luego se me ocurrió: ¿por qué no estudiar Astrofísica? Y desde entonces sé que eso es a lo que me quiero dedicar.

    Supe que en realidad era lo que quería porque mi película favorita es interestelar, y me fascinó muchísimo, a pesar de que en ese entonces no había decidido lo que iba a estudiar. Sentí una gran conexión con la física, con el universo y con todo lo relacionado.
    Sin embargo, hay un pequeño problemita.

    Desde pequeña me he destacado en el colegio, y he sido una de las mejores. Sin embargo, la materia que siempre me hizo llorar fue matemáticas. Recuerdo que cuando estaba en primaria no comprendía muy bien los números, y desde ahí siempre pienso “detesto las matemáticas”. Desde que elegí estudiar física, entendí que “si no puedes con el enemigo, únetele”. A pesar de pensar más en positivo respecto a la materia, estoy triste porque siempre tengo errores… a veces me ponen ecuaciones y ni sé cómo empezar :( Siento que no tengo talento, y cometo torpezas como poner mal un signo o hacer malos procedimientos.

    Ahora hablaré de la física en mi secundaria. Me ha ido muy regular, por no decir mal. Siempre falla mi “lógica” y lo que los demás ven evidente muchas veces para mí no lo es. Tengo muchas preguntas sobre física, pero como he sido incapaz de contestarlas, siento que no podré con una carrera precisamente en esta materia.

    Es irónico que haya elegido una carrera tan ligada a las ciencias exactas, pues al parecer éstas materias me odian y se las arreglan para hacerme sentir mal. Sin embargo, estoy dispuesta a enfrentarme a ellas con tal de alcanzar mi objetivo, que es convertirme en una astrofísica. Haré lo que esté en mis manos para ser la mejor, pero, tengo miedo.
    Lo que más temo es reprobar un semestre, o terminar siendo una inútil que no pudo progresar. Le temo a fracasar y a no poder mantener un buen rendimiento académico.

    Quisiera conocer tu opinión.

    Muchas gracias por tu comprensión.

    P.D.A: Admiro tu intelecto y me gustaron mucho tus posts. Le di una ojeada a tu página y es simplemente genial.

    • Adrián dice:

      Sostengo lo dicho aquí: con dedicación se saca.

      Ahora bien, siempre mejor si tienes respaldo económico por si no puedes sacarla a curso por año si dudas que puedas mantener el ritmo.

Preguntas, correcciones y debate son bien recibidos.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: